Garantizar la plena aplicación de la nueva e importante ley sobre defensores de los derechos humanos

ISHR

Burkina Faso ha adoptado una ley nacional para la protección de los defensores. La adopción se produce tras una campaña de la sociedad civil en toda África Occidental que anima a los Estados a hacer más por proteger a los defensores mediante leyes y políticas nacionales. Es imprescindible que la ley se aplique ahora de forma plena y efectiva, en consonancia con la Declaración de la ONU sobre los Defensores de los Derechos Humanos.

La Coalición de Defensores de los Derechos Humanos de Burkina Faso (CBDDH), el Servicio Internacional para los Derechos Humanos ( ISHR) y la Red de Defensores de los Derechos Humanos de África Occidental (WAHRDN) se congratulan de que la Asamblea Nacional de Burkina Faso haya aprobado una ley nacional que protege y promueve los derechos de los defensores de los derechos humanos. La ley fue aprobada el 27 de junio y ahora ha entrado en vigor tras su firma y publicación por el jefe de Estado.

Además de Burkina Faso, los Estados de África Occidental de Costa de Marfil y Mali también han elaborado recientemente leyes nacionales de protección de los defensores de los derechos humanos.

Nos complace que, como resultado de la defensa de la sociedad civil, cada vez más países de África Occidental estén desarrollando y adoptando leyes para reconocer y proteger a los defensores de los derechos humanos. Animamos encarecidamente a otros países de la región a que colaboren con la sociedad civil en la elaboración y aplicación efectiva de leyes nacionales que garanticen un entorno seguro y propicio en el que los defensores puedan llevar a cabo su vital labor”, declaró Mélanie Sonhaye Kombate, directora de programas y promoción de la Secretaría de la Red de Defensores de los Derechos Humanos de África Occidental.

El ISHR, la CBDDH y la WAHRDN señalaron la orientación proporcionada por una Ley Modelo para el reconocimiento y la protección de los defensores de los derechos humanos, que se refleja en algunas disposiciones de la ley burkinesa. Por ejemplo, existe una amplia definición del término “defensores de los derechos humanos”, que reconoce que cualquier persona o grupo de individuos puede ser calificado como defensor sin necesidad de un registro previo que pueda restringir su actividad (artículo 4). La ley también tiene en cuenta la protección de los defensores contra las represalias, la detención arbitraria o la ejecución en relación con sus actividades (artículo 12).

Aunque se trata de un paso importante hacia la protección de los defensores en Burkina Faso, la CBDDH, el ISHR y la WAHRDN siguen preocupados por la ausencia de algunas protecciones en la ley, como las disposiciones que proporcionan protección específica a las mujeres defensoras de los derechos humanos.

Las mujeres defensoras de los derechos humanos se enfrentan a retos particulares que requieren una protección legal específica para garantizar que están a salvo de la violencia y la discriminación y que pueden actuar en un entorno seguro y propicio”, ha declarado Florence Ouattara, coordinadora nacional de la Coalición de Defensores de los Derechos Humanos de Burkina Faso.

También es preocupante que la ley no contenga disposiciones específicas que establezcan un mecanismo de protección para los defensores. Lamentablemente, el decreto que organiza el funcionamiento de las Comisiones Nacionales de Derechos Humanos se limita a señalar que esta institución se encarga de la protección de los defensores (artículo 14).

Es importante que toda ley de protección de los defensores de los derechos humanos se ajuste a la Declaración de la ONU sobre los defensores de los derechos humanos y establezca un mecanismo de protección eficaz. En ausencia de tales disposiciones -como es el caso de esta ley- es esencial que cualquier mecanismo de protección establecido por la Comisión Nacional de Derechos Humanos cuente con el apoyo político de las autoridades y tenga acceso a todos los recursos necesarios para su funcionamiento”, ha declarado Clément Voule, Director de Incidencia en África del Servicio Internacional para los Derechos Humanos. Un mecanismo de este tipo es importante para prevenir, proteger, investigar y exigir responsabilidades por los ataques y otras violaciones contra los defensores de los derechos humanos”, añadió Voule.

La CBDDH, el ISHR y la WAHRDN seguirán trabajando juntos para supervisar el desarrollo y la aplicación de esta ley. Hacen un llamamiento al Gobierno para que proporcione recursos humanos y financieros adecuados a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para garantizar el establecimiento y funcionamiento de un mecanismo nacional de protección eficaz.

La CBDDH, el ISHR y la WAHRDN también reiteran su disposición a seguir apoyando a las autoridades de Burkina Faso para la aplicación efectiva de la ley. El desarrollo de la ley es sólo un paso; es integral que las autoridades trabajen ahora para asegurar que esta ley sea implementada de manera eficiente y efectiva.

Encuentre el documento en su fuente original aquí