Nepal

Estado: Debate publico o con sociedad civil

Nepal está debatiendo actualmente un proyecto de ley relativo a la Seguridad y Protección de los Activistas de Derechos Humanos. El proyecto de ley sobre las personas defensoras de los derechos humanos (personas DDH o personas defensoras) ha sido elaborado por actores de la sociedad civil y se lleva debatiendo desde 2019. En abril de 2022, las autoridades gubernamentales expresaron su compromiso de aprobar el proyecto de ley, pero desde entonces no se han dado más pasos.

Desde 2009, una organización conocida como Centro de Servicios del Sector Informal (INSEC, por sus siglas en inglés) ha estado desarrollando y defendiendo el Proyecto de Ley de Protección de las Personas Defensoras de los Derechos Humanos 2078 para que las autoridades nepalíes lo consideren. Varias organizaciones de la sociedad civil abogaron por incluir la protección de las personas defensoras de los derechos humanos en la nueva Constitución de 2015. En 2021, el Centro de Servicios del Sector Informal (INSEC) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) presentaron el proyecto de ley al Comité de Derecho, Justicia y Derechos Humanos. Un ministro, el presidente del Tribunal Supremo y legisladores se comprometieron a aprobar este proyecto de ley en 2022, pero hasta la fecha no se han dado más pasos (a enero de 2023, fecha de esta publicación).

Aunque Nepal entra dentro del mandato del Relator Especial de la ONU sobre las personas defensoras de los derechos humanos, la oficina aún no ha realizado una visita a Nepal, ni ha solicitado visitar el país. A nivel nacional, todos los asuntos relacionados con las personas defensoras de los derechos humanos son supervisados por la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Nepal. Sin embargo, ha habido preocupación por la independencia de esta comisión.

La situación en Nepal es supervisada por el proceso del Examen Periódico Universal (EPU). En el último informe sobre el país, publicado en 2020, el Estado expresa un fuerte optimismo con respecto a la situación de las personas defensoras de los derechos humanos en el país. En el informe se afirma que las personas defensoras de los derechos humanos pueden actuar “libre e independientemente en todo el país”, y se señala que el Código Penal “prohíbe explícitamente y tipifica como delito el uso de la fuerza criminal contra cualquier persona”, y que “todos los casos de amenazas y ataques contra periodistas y personas defensoras de los derechos humanos se investigan y enjuician con arreglo al Código Penal vigente”. Durante este examen, Nepal también apoyó varias recomendaciones sobre la protección de las personas defensoras de los derechos humanos en el país.

El monitor 2022 de CIVICUS clasifica a Nepal como “obstruido“, lo que significa que el espacio cívico “está fuertemente disputado por los detentadores del poder, que imponen una combinación de restricciones legales y prácticas al pleno disfrute de los derechos fundamentales“. El Índice de Democracia de Freedom House califica a Nepal de “parcialmente libre“, señalando “estallidos esporádicos de violencia política, así como por parte de agentes de seguridad que han reprimido las manifestaciones políticas”, así como el “acoso y la detención” a los que se enfrentan los y las periodistas en el país.

Actualizado: 20/01/2023

The Himalayan
2021
In February 2021, the Nepalese Ministry of Home affairs adopted the ‘Order on Security and Protection of Human Rights Activists”....