Senegal | ¿Hacia una mejor protección de los defensores de los derechos humanos?

International Service for Human Rights – ISHR

Los días 8 y 9 de abril de 2021, la sociedad civil senegalesa se reunió en un taller coorganizado por Amnistía Internacional – Senegal y el SIDH en Dakar para revisar y adoptar el proyecto de ley de promoción y protección de los defensores de los derechos humanos y su decreto de aplicación.

Durante el taller, los participantes tuvieron la oportunidad de debatir los retos a los que se enfrentan en su trabajo de derechos humanos. Mencionaron en particular las restricciones debidas a la obligación de obtener una autorización expresa del gobierno para la organización de cualquier manifestación o la necesidad de que los periodistas practiquen la autocensura.

Durante el primer día, los participantes también pudieron familiarizarse con el marco jurídico internacional y regional para la protección de los defensores de los derechos humanos y el contenido de la ley modelo para el reconocimiento y la protección de los defensores de los derechos humanos. “La ley que adoptará la Asamblea Nacional de Senegal debe estar en consonancia con las normas jurídicas internacionales para crear un entorno jurídico favorable a la labor de los defensores de los derechos humanos, y no restrictivo”, ha declarado Adelaide Etong Kame, directora del programa para África del ISHR.

Basándose en la experiencia y las expectativas de los tres países de la subregión de África Occidental que ya han adoptado una ley nacional de protección de los defensores, los participantes se preguntaron en qué beneficiaría a Senegal.

El segundo día del taller se centró en el proyecto de ley y su decreto de aplicación. Tras su presentación por parte de Amnistía Internacional – Senegal, los participantes pudieron sugerir enmiendas que reforzaran el texto y limitaran las posibilidades de restricción por parte de las autoridades.

El proyecto de ley propuesto por la sociedad civil identifica

  • Los derechos de los defensores y la responsabilidad de defender los derechos humanos, incluido el derecho de reunión y de concentración pacífica y la protección específica de las mujeres defensoras;
  • Las obligaciones del Estado hacia los defensores, incluyendo la protección contra el registro arbitrario y la intrusión en sus hogares y lugares de trabajo;
  • La creación de un mecanismo de protección para los defensores;

Por último, los participantes se comprometieron a seguir abogando ante las autoridades del país para impulsar la adopción de una ley que cumpla con las normas internacionales de protección de los defensores de los derechos humanos.

ISHR

Encuentre el documento en su fuente original aquí